//6 razones para no usar auriculares

6 razones para no usar auriculares

¿Te has preguntado alguna vez si escuchar música en tus auriculares mientras entrenas realmente está ayudando u obstaculizando tus resultados?

Algunos ciclistas usan auriculares y aumentan el volumen durante el entrenamiento. Para muchos, ayuda a pasar el tiempo ya que no siempre el entrenamiento es divertido. Algunos también lo usan para estar motivados o mantener el ritmo. Aunque puede haber algunos beneficios para entrenar con música, puede haber más razones para olvidarte de los auriculares.

Aquí tienes 6 razones por las que no deberías usar auriculares.

1. Protégete

Si estás dando prestando atención a la música, no estás prestando atención a lo que te rodea. El tráfico que se aproxima (en particular los coches), un perro sin correa, o un ciclista más rápido que tú tratando de adelantarte son algunos factores a los que debes prestar atención. Pon las probabilidades a tu favor, quítate los auriculares y mantente a salvo.

2. Escucha a tu cuerpo

Escúchate a ti mismo pedalear alguna vez y encontrarás que tu cuerpo te brinda todo tipo de información. La música es una gran distracción que puede provocar que pases por alto lo que te dice tu cuerpo. Tu respiración, cadencia e incluso dolor pueden estar mandándote avisos y no te darás cuenta de que algo no está bien hasta que has terminado. Si quieres obtener el máximo rendimiento de tu entrenamiento, presta atención a su cuerpo. Eso significa abrir todos tus sentidos, incluida tu audición.

3. Entrena en la zona correcta

El entrenamiento es muy prescriptivo. Tu entrenador no te hace rodar despacio para su propio disfrute personal. Cada entrenamiento tiene una razón, y si no cumples con el objetivo de ese entrenamiento, es probable que tengas resultados menos que óptimos. Escuchar música durante un entrenamiento puede hacer que vayas demasiado rápido o demasiado lento. Concéntrate en el propósito del entrenamiento y no permitas que nada te distraiga de él.

4. Respira con un propósito

Respirar es más importante que solo respirar. Varios estudios han analizado cómo adaptar la respiración al ritmo de rodaje, haciéndola más eficiente en el intercambio de oxígeno e incluso reduciendo el riesgo de lesiones. Cuando escuchas música, es más probable que combines tu respiración de forma natural con el ritmo de la música, no con tu cadencia. Piensa en lo difícil que te será respirar el día de la carrera.

5. No sabotees tu carrera

Entrena como si fuera el día de la carrera. Muchas carreras no permiten el uso de música durante el evento, así que cuando escuchas música mientras entrenas, te pones en desventaja. Si deseas prepararte para el éxito, ajusta tu entrenamiento a las condiciones del día de la carrera, incluyendo lo que escuchan tus oídos.

6. No más excusas

La motivación para entrenar puede ser agotadora. Todos tenemos días en los que encontraremos cualquier excusa para no hacer nuestro entrenamiento. Incluso algunos ciclistas han llegado a no salir de casa después de haber preparado todo el material porque se dieron cuenta que su reproductor de música estaba sin batería. Elimina tu dependencia de la música y elimina una barrera más para tu entrenamiento. Una ventaja adicional es que así arrastrarás menos peso.

¿Estás convencido?

Los miembros de ADN Ciclista también salimos a la carretera y a la montaña con nuestras bicis, y creemos que la primera razón de esta lista (1. Protégete) es suficientemente importante como para prescindir de los auriculares, pero de todos modos te hemos incluído cinco razones más 😉

(fuente: Dan Cuson)

2017-10-26T08:42:04+00:00Categories: Material|Tags: |