5 opciones de alimentos para combatir un resfriado

119
5 opciones de alimentos para combatir un resfriado

La nutrición es importante para los ciclistas durante todo el año, pero en invierno una dieta adecuada puede ser la diferencia entre pasar horas en sobre la bici o quedarte en el sofá sin soltar el pañuelo por culpa de un resfriado.

Aquí tienes 5 opciones de alimentos que te pueden ayudar a mantenerte alejado de la gripe este invierno.

Vitamina C

Tu cuerpo no puede almacenar este nutriente crucial, lo que significa que debes reponerlo de manera regular: se cree que 1.000 mg por día son suficientes para mantener a raya los resfriados.

Come un par de naranjas de tamaño mediano al día, o asegúrate de que tu plato contenga con brócoli, pimientos rojos o col rizada.

Equinácea

Este remedio a base de hierbas se ha usado durante siglos en la lucha contra los resfriados y la gripe al estimular el sistema inmunológico. De hecho, algunos estudios han demostrado que puede reducir los efectos de una infección hasta en un 30%.

Los expertos sugieren que tomar entre 500 y 1.000 mg tendrá el beneficio óptimo, tomada disuelta en agua o ingerida en forma de tabletas.

Zinc

La investigación más reciente revela que tomar un suplemento de zinc puede ayudarte a prevenir los resfriados y, si los toma en las primeras etapas de un resfriado, ayuda a aliviar las infecciones del aparato respiratorio.

La ingesta diaria recomendada es de 11 mg por día y, aunque se presenta como un suplemento en una variedad de formas (incluidos geles, tabletas y jarabes), el alimento favorito de Popeye, las espinacas, es la mejor opción.

Ginseng

Esta raíz ha sido utilizada durante mucho tiempo en la medicina china para aumentar la virilidad. No podemos hacer ninguna afirmación firme, pero el Instituto Nacional de Salud de EE. UU. indica que hay “pruebas prometedoras” que sugieren que reduce el riesgo de resfriado y gripe al estimular el sistema inmunológico.

Puedes tomarlo diariamente en forma de té o en cápsulas de generalmente 500 mg.

Ajo

Al igual que el ginseng, el ajo parece ayudar a combatir los resfriados y la gripe al aumentar la capacidad del cuerpo para defenderse.

Sin embargo, cocinar este rico pero picante vegetal vegetal puede destruir sus compuestos y enzimas medicinales, por lo que es más efectivo cuando se come crudo: ya sea triturado o en cubitos.