¿Es normal estar cansado en una semana de recuperación?

812
¿Es normal estar cansado en una semana de recuperación?

En más de una ocasión te ha sorprendido detectar que te encuentras más cansado en las semanas suaves (recuperación) de entrenamiento que no en las semanas más fuertes. ¿Es normal?

Si estás entrenando siguiendo un sistema de entreno de cargas ascendentes, como es el caso de los ciclistas que entrenan con nosotros, es posible que te hayas sorprendido lo cansado que llegas a estar durante las semanas de recuperación. A lo largo de 3 o 4 semanas consecutivas has podido incrementar la intensidad y el volumen de tus sesiones y tu cuerpo ha respondido a la perfección, sin embargo, durante esos días más ‘tranquilos’ te ha costado una barbaridad poder mantener ritmos que la semana anterior cumplías con facilidad.

La sensación de cansancio durante estos días es muy normal, ya que se trata de una semana de recuperación. Piensa que tu cuerpo está asimilando el trabajo realizado, y que vas incrementando la intensidad y el volumen de las sesiones a lo largo de esas 3 o 4 semanas de carga, y es durante la semana de recuperación en que se producen la mayor parte de adaptaciones fisiológicas en tu organismo.

Durante esta semana de recuperación, es el momento en que salen a la luz todas las posibles molestias que vas acumulando sesión tras sesión. Piensa en los deportistas que siempre entrenan a tope y que nunca descansan: siempre están a tope hasta el día que de repente y sin motivo aparente, se lesionan. Esto es debido a que a lo largo de las semanas de entreno van acumulando fatiga y molestias que no tienen tiempo a “limpiar”, hasta el día en que el cuerpo no puede asimilarlo más y se queja poniéndose en modo lesión.

Siguiendo un sistema de entreno de cargas ascendentes, lo que hacemos es que una semana cada 4-5 le damos al cuerpo la oportunidad de “quejarse” y recuperarse del esfuerzo, evitando de esta manera lesiones en el futuro. Es decir, que es muy recomendable (y bueno) que durante unos días al mes te encuentres pesado y flojo, ya que de esta manera el cuerpo se puede recuperar y no va acumulando estas molestias a lo largo de la temporada.

Sabiendo todo esto ya puedes estar tranquilo y sobretodo estar preparado para sentirte muy fuerte la semana siguiente a una semana de recuperación.