fbpx

Cómo elegir tus carreras para obtener un pico de forma

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Ya sea en una carrera con la grupeta o en un campeonato nacional, los ciclistas siempre queremos ganar. Pero a medida que se asciende en la clasificación, la distancia entre el primero y el último empieza a reducirse.

Para poder competir con los mejores, es necesario pasar por picos y valles de forma a lo largo de la temporada, equilibrando las carreras y el entrenamiento en el camino.

Un calendario de carreras cuidadosamente planificado puede ser una gran ventaja para los ciclistas, tanto amateurs como profesionales. Este artículo explicará cómo puedes utilizar el sistema de las carreras B y C para preparar tu carrera A.

¿Qué son las carreras A, B y C?

  • Las carreras A son tus carreras de mayor prioridad, en torno a las cuales construyes tu temporada para poder alcanzar tu máximo nivel y rendir al máximo.
  • Las carreras B son carreras con un nivel de importancia medio en las que te gustaría obtener un buen resultado, pero no necesariamente quieres ganar.
  • Las carreras C son carreras de práctica y entrenamiento en las que el resultado final no importa en absoluto. Lo importante es el proceso.

CARRERAS A

La mayoría de los ciclistas se centran entre una a tres carreras A al año. Estas carreras son las más importantes de la temporada, en las que has estado pensando durante meses. Las carreras A son las que deben tener un gran círculo rojo alrededor de tu calendario, y probablemente te tomarás tiempo libre del trabajo, viajarás por medio país, y traerás tu mejor equipo de carrera para este nivel de evento.

Las carreras A suelen ser los eventos más importantes del año. Casi todos los ciclistas llegarán a la línea de salida en las mejores condiciones, por lo que es primordial que llegues preparado para competir. No querrás estar dando vueltas la noche anterior a una carrera A, o montando neumáticos nuevos dos horas antes de la salida. Todo debe estar a punto para que puedas concentrarte en sacar lo mejor de ti mismo en la carrera, tanto física como mentalmente.

CARRERAS B

Las carreras B son carreras intermedias que no son las más importantes de la temporada. No todos los corredores de estas carreras estarán en plena forma, pero la mayoría llegarán con un alto nivel de forma. Estos eventos suelen celebrarse a mediados de la temporada de carreras en carretera, y los grandes eventos se celebran unas semanas después. Esto significa que muchos de los mejores corredores todavía estarán a unas semanas de su máxima condición.

Las carreras B suelen ser un ensayo general para la carrera A que se celebrará unas semanas después. Los corredores pueden ajustar su rutina previa a la carrera, probar el equipo y practicar tácticas en una carrera de alto nivel con una competencia de alta calidad. Las carreras B también sirven como un importante punto de referencia en cuanto a la forma física, así como una oportunidad para identificar cualquier punto débil que aún puedas mejorar antes del día de la verdad (es decir, la carrera A).

CARRERAS C

Por último, las carreras C son simplemente carreras de práctica que pueden utilizarse como entrenamiento, sin que el resultado final signifique casi nada para el ciclista. Se trata de carreras de baja prioridad en las que los corredores se presentan en todo tipo de forma; algunos están cerca de su pico, mientras que otros no han corrido en cinco días, mientras que algunos intentarán atacar desde el principio, sólo por diversión. El objetivo de las carreras C es probar cosas nuevas, entrenar duro y divertirse.

Las carreras B y C también pueden ayudar a aumentar tu motivación durante toda la temporada de carreras. El deporte de resistencia, como todos sabemos, puede ser extremadamente duro, solitario y agotador. El trabajo constante de los entrenamientos puede desgastarnos mentalmente, y la falta de carreras puede tener un efecto aún mayor. Las carreras B y C sirven como peldaños para los atletas en su camino hacia la carrera A.

Antes de empezar a aplicar las carreras B y C a tu plan de entrenamiento, tenemos que entender primero el «pico de forma»: ¿qué es y cómo puedes conseguirlo?

¿Qué es el pico de forma?

El pico de forma se produce cuando estás lo más preparado posible, tanto mental como físicamente, para un evento.

Es cuando tu cuerpo funciona a pleno rendimiento, cuando tu mente y tu cuerpo se mueven como uno solo, tus piernas parecen no tener desgaste y estás extremadamente concentrado. Es una sensación inigualable, que sólo puede alcanzarse un par de veces al año. Los atletas pueden establecer récords de potencia durante su pico de forma, y hacer cosas en la bicicleta que nunca creyeron posibles.

Para alcanzar tu pico de forma, debes lograr un cuidadoso equilibrio entre la forma física y la frescura que te ponga en la mejor condición posible para rendir. Alcanzar un verdadero pico de forma sólo puede hacerse 2-3 veces al año, con al menos 12 semanas entre cada pico. Por eso, alcanzar el máximo es esencial para tu carrera A, pero es poco práctico para tus carreras B y C.

Cómo utilizar las carreras B y C para entrenar las carreras A

Las carreras B y C pueden utilizarse de muchas maneras para entrenar para las carreras A. En primer lugar, pueden utilizarse como entrenamiento físico. Las carreras C, por ejemplo, pueden sustituir a una sesión de intervalos de alta intensidad. Aunque pierdas los intervalos de alta calidad, ganarás experiencia en las carreras de pelotón, habilidades de manejo de la bicicleta, conciencia táctica e intervalos no estructurados que implican sprints, curvas, esfuerzos de umbral y VO2 máximo, escapadas y subidas.

La investigación también ha demostrado que podemos esforzarnos más en presencia de otros competidores, lo que hace que las carreras B y C sean una oportunidad para esforzarnos más de lo que podríamos en una sesión de entrenamiento en solitario.

Las carreras B también pueden ayudar a aumentar nuestra confianza antes de la carrera A. Cuando te inscribes en una carrera B, siempre debes tener uno o más objetivos que se relacionen directamente con tu próxima carrera A. Si tu carrera A es una contrarreloj de 40K, por ejemplo, tu objetivo en la carrera B debería ser hacer un split negativo (es decir, ir más rápido en la segunda mitad de la contrarreloj en comparación con la primera).

«Nunca pruebes nada nuevo el día de la carrera», es otro cliché que ciertamente suena a verdad, pero sólo para las carreras A. Las carreras B y C son la oportunidad perfecta para probar cosas nuevas, como el equipamiento, la nutrición, el protocolo de calentamiento, etc. Especialmente en una carrera C, no es el fin del mundo si tu nueva barra energética hace que tu estómago se revuelva – ahora sabes lo que no funciona para ti.

Caer en la trampa de la competitividad

Los ciclistas suelen caer en la trampa de priorizar demasiadas carreras a lo largo de la temporada. Sacan un calendario de carreras en noviembre y empiezan a marcar «A», «B» o «C» al lado de cada carrera. Cuando llegan al final de la lista, cuentan sus números y ven que han marcado 5 carreras A, 12 carreras B y 3 carreras C.

Es una trampa en la que es fácil caer. Como atletas competitivos, nos sentimos impulsados a ganar, y la idea de «renunciar» a nuestros resultados en una carrera B o C parece contraria a la intuición.

Queremos ganarlo todo. Pero no sólo es poco realista tratar de ganar todas las carreras, sino que también te dejará amargamente decepcionado. La práctica de perseguir el «pico de forma» durante tres meses seguidos ha llevado a muchos ciclistas al sobreentrenamiento y al agotamiento.

Si consigues mantener el «pico de forma» durante tres meses seguidos, la realidad es que no estás en tu pico de forma. Para alcanzar el pico físico en los deportes de resistencia, los ciclistas deben trabajar en macro, meso y microciclos, equilibrando el entrenamiento duro y el descanso adecuado para alcanzar realmente su pico físico.

El viejo refrán es cierto: a veces hay que dar un paso atrás para dar dos pasos adelante.

Al final, alcanzar el pico de forma es tanto un arte como una ciencia. Un entrenador puede ayudarte a lo largo del camino, pero en última instancia depende de ti decidir qué carreras son las más importantes para ti. Priorizar tu calendario de carreras es una de las herramientas más infrautilizadas en el ciclismo, ya que puede ayudarte a estresarte menos, a rendir mejor y a dar lo mejor de ti cuando más importa.

ETIQUETAS: 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
5 1 voto
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir

Rellena este formulario para entrenar con ADN Ciclista.

Rellena este formulario


Datos personales

Elige tu modalidad

*prueba 15 días gratis para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Ciclista: mejora tu rendimiento sobre la bici
Logo ADN Ciclista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Rellena este formulario para probar 15 días gratis.

Rellena este formulario


Datos personales

*prueba durante unos días para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Ciclista: mejora tu rendimiento sobre la bici