fbpx

Así aprovechan la primavera los ciclistas profesionales para preparar sus carreras

Si sigues el ciclismo de carretera, probablemente te habrás dado cuenta de que diciembre y enero están llenos de titulares de las concentraciones de los equipos en las que los ciclistas se preparan para las primeras carreras de la temporada.

Mientras que algunas de las razones detrás de los campamentos son logísticas (para distribuir las bicicletas y el equipo) y sociales (para conocer a los compañeros de equipo y a los miembros del personal que puede que no vean en todo el año), la razón principal detrás de los campamentos de entrenamiento es preparar físicamente a los corredores para las exigencias de la temporada de carreras.

La transición de la zona 2 al umbral

El objetivo principal del entrenamiento de invierno para la mayoría de los ciclistas es construir una base aeróbica. Incluso para los profesionales experimentados, este es uno de los momentos más importantes del año para centrarse en el entrenamiento de la zona 2.

Después de una temporada completa de carreras y de pasar grandes cantidades de tiempo a altas intensidades, la mayoría de los ciclistas están cansados y sus cuerpos han comenzado a desgastarse. A estas alturas ya no responden positivamente al entrenamiento.

Después de descansar un poco, es hora de empezar a reconstruir el motor centrándose en estas intensidades más bajas. Hacia el final del período de base, los ciclistas comenzarán a pasar más y más tiempo en el tempo, así como justo por debajo del umbral para comenzar a prepararse para las intensidades más altas y las carreras.

Después de semanas o meses de cosechar las recompensas fisiológicas del entrenamiento constante de las zonas 2 y 3, es el momento de pasar a un período de construcción y prepararse para la temporada. Es durante esta época cuando la mayoría de los corredores se dirigen a un campo de entrenamiento y también el momento en que un training camp es más beneficioso para el ciclista.

Uno de los principios del entrenamiento es la especificidad, y esto pone de relieve otra razón importante para los campamentos de entrenamiento. Mientras que las salidas constantes de las zonas 2 y 3 durante el invierno logran increíbles ganancias fisiológicas para la mayoría de los ciclistas, no son en absoluto similares a lo que sucede en una carrera de ciclismo.

Ponerse en forma mentalmente y perfeccionar la técnica

Aunque menos cuantificables, son igualmente relevantes los beneficios psicológicos de una concentración de pretemporada. Admitámoslo, por mucho que te guste el ciclismo y el entrenamiento, el trabajo concentrado en la Zona 2 es mentalmente agotador. Pasar horas y horas produciendo una potencia constante (que para algunos ciclistas se acerca a los 300w en el extremo superior de la Zona 2) es increíblemente exigente mentalmente.

Cuando llega el campo de entrenamiento, la mayoría de los ciclistas están emocionados por tener algo de compañía y, con suerte, un clima mejor que el de su lugar de origen. Siempre nos ha sorprendido ver la cantidad de horas que se registran en estos campos y las mejoras en la forma física. Mentalmente, algunos ciclistas se sienten como si hubieran estado de vacaciones después de un largo invierno.

En algunos equipos ciclistas, a los directores les gusta incorporar algunos escenarios similares a los de las carreras durante los campamentos de equipo, que proporcionan tanto la intensidad física de las carreras como la puesta en marcha de los cerebros en modo carrera de nuevo, para que poder empezar a pensar tácticamente. Estos ejercicios son a la vez divertidos y extremadamente eficaces cuando se utilizan de forma inteligente, ya que proporcionan a los corredores el subidón de adrenalina que supone volver a pedalear y tratar de pensar con claridad con el ritmo cardíaco disparado.

Los campos de entrenamiento siempre formarán parte del ciclismo profesional, y por una buena razón. Tener masajes diarios, comidas preparadas y un enfoque completo en el entrenamiento y la recuperación permite a los ciclistas entrenar más duro y recuperarse mejor que en casa. Los campamentos de entrenamiento también son mucho más agradables que las semanas de entrenamiento de 30 horas en solitario.

Aunque un campamento de nivel profesional puede estar fuera del alcance de la mayoría de los ciclistas, puedes aplicar algunos de estos principios a un escenario más alcanzable. Piensa en incluir salidas en grupo o carreras de entrenamiento a medida que se acerque tu temporada, o planea una escapada de fin de semana largo con algunos compañeros de equipo y acumula algunos kilómetros grandes en las montañas.

Recuerda que no pasa nada por competir con tus amigos y divertirte, ¡incluso los profesionales lo hacen!

ETIQUETAS: 

5 1 voto
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir

Rellena este formulario para entrenar con ADN Ciclista.

Rellena este formulario


Datos personales

Elige tu modalidad

*prueba 15 días gratis para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Ciclista: mejora tu rendimiento sobre la bici
Logo ADN Ciclista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Rellena este formulario para probar 15 días gratis.

Rellena este formulario


Datos personales

*prueba durante unos días para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Ciclista: mejora tu rendimiento sobre la bici