10 consejos para definir tus objetivos ciclistas

10 consejos para definir tus objetivos

Si estableces correctamente tus objetivos de la temporada, tendrás una ayuda extra para conseguir completarlos. Aquí tienes 10 consejos para ayudarte a establecer tus objetivos de manera más efectiva.

1. Fijar objetivos a largo, medio y corto plazo

Piensa en el proceso de establecer tus metas como el ascenso a una montaña. Tu meta final puede ser la cumbre (objetivo a largo plazo), pero para alcanzar la cumbre, es necesario dividir el ascenso en segmentos (objetivos intermedios) y dividirlos en pasos individuales (objetivos a corto plazo).

2. Mantener un registro y evaluar el progreso

Anota tus metas y programa algunas fechas para su evaluación. La retroalimentación, ya sea a través de la autorreflexión o de otra fuente, como un entrenador o compañero de entrenamiento, es un componente esencial del proceso de establecimiento de metas. La retroalimentación que obtienes a lo largo del camino te permite reajustar tus metas a corto y medio plazo para mantenerte en la dirección de las metas a largo plazo.

3. Establecer objetivos para el entrenamiento y la competición. Las metas no existen sólo para las carreras

Debes incluir metas para tu entrenamiento de la misma manera a como las estableces para tus carreras. Las metas de referencia te ayudan a monitorear tu progreso de manera regular, y las metas diarias o semanales de entrenamiento te ayudan a mantenerte centrado en las metas a corto plazo.

4. Establecer objetivos que sean difíciles pero realistas

Las metas deben ser desafiantes. Después de todo, si puedes hacer algo con facilidad, hay poca necesidad de convertirlo en una meta. Sin embargo, las metas también deben basarse en la realidad. Las metas demasiado alejadas de una evaluación honesta de tus capacidades pueden ser desalentadores a largo plazo. Las metas deben mantenerte motivado. Deben desafiarte a subir al siguiente nivel de rendimiento. Es posible que no siempre alcances una meta en particular, pero esa es parte del proceso. Es mejor apuntar alto y avanzar lentamente que apuntar bajo y nunca probar tus capacidades.

5. Pensar en objetivos específicos

Las metas específicas, en lugar de las metas ambiguas, proporcionan precisión a tu programa de entrenamiento. En vez de decir: “Quiero mejorar mi ritmo de rodaje” (ambiguo), piensa en, “Quiero mejorar este segmento en 2 minutos” (específico).

6. Pensar en objetivos medibles

La definición de objetivos específicos va de la mano con el establecimiento de metas medibles. Si quieres mejorar en 2 minutos tu segmento favorito, puedes comparar tus tiempos anteriores y analizar en qué partes del recorrido debes mejorar. Las metas medibles a menudo implican objetivos de tiempo, “Quiero tener un valor de FTP de más de n vatios”.

7. Tener una actitud positiva con los objetivos

Piensa hacia donde quieres llegar y no donde no quieres estar. En lugar de decir, “No quiero que me doblen en la próxima carrera” (negativo), transforma la meta a “Quiero aguantar todas las vueltas en el grupo” (positivo).

8. Mantener los objetivos bajo control

En la medida de lo posible, establece metas sobre los que tengas control. Esto significa centrarte más en metas relacionadas con tu rendimiento y los procesos que con las metas relacionadas con los resultados. Las metas de rendimiento tienen que ver con el logro de un cierto tiempo. Los objetivos del proceso tienen que ver con la forma en que compites (por ejemplo, mantener una cadencia alta en los instantes finales de los puertos). Las metas de resultado tienen que ver con la clasificación en una carrera. Si bien las metas de resultado proporcionan una motivación a largo plazo y muchos objetivos a largo plazo toman esta forma, el rendimiento y los objetivos del proceso te ayudan a centrarte en lo que necesitas trabajar a corto y medio plazo.

9. Reconocer los objetivos

Piensa y anota metas que te sean agradables, con los que te comprometas y que estés dispuesto a aceptar como propios. Después de todo, estos son tus metas y deben representar lo que quieres lograr, no lo que crees que otros quieren que logres.

10. Involucrar a un equipo de apoyo

Permite que los seguidores como tus amigos, familiares y compañeros de entrenamiento sepan cuáles son tus metas para que puedan ayudarte a mantenerte motivados con estas metas y te proporcionen un estímulo a lo largo del camino.

Ahora que ya conoces estos 10 consejos para definir tus objetivos, ha llegado el momento de establecer nuevos retos.

Entrena con ADN Ciclista

Puedes leernos en

Flipboard Squid Feedly