Cómo gestionar los entrenamientos perdidos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

No se trata de «si», sino de «cuándo» perderás un entrenamiento. A continuación te damos algunos consejos para saber reajustar tu plan frente a los entrenamientos perdidos y mantenerte centrado en el camino a largo plazo.

La mayoría de los deportistas tienen una jornada laboral a tiempo completo, responsabilidades familiares, otros pasatiempos y mil cosas más que deben poder combinar con su plan de entrenamiento (sin mencionar la pandemia global actual). La vida pasa y te perderás algunos entrenamientos. Teniendo claro este hecho, veamos cómo sobrellevar mejor las sesiones perdidas y prepararte para el éxito en el futuro.

Un entrenamiento perdido no destruye tu estado de forma

Muy a menudo, los deportistas sienten una presión excesiva al pensar en una sesión individual, pensando que será la que acelere su estado físico. Si bien ciertas sesiones pueden ser importantes para la preparación de una carrera y pueden contener ejercicios novedosos, recuerda que ningún entrenamiento individual crea el resultado final de tu estado de forma.

El estado físico óptimo se construye a través de la constancia y con el tiempo. Al cambiar a una mentalidad de crecimiento y consistencia a largo plazo, puedes aliviar la presión que tan a menudo acompaña a tus entrenamientos.

En otras palabras: no te estreses por un entrenamiento perdido. Ese estrés puede manifestarse en formas negativas que finalmente afectarán la calidad de las próximas sesiones. Olvídate de tu entrenamiento perdido y fija tu vista en lo que está por venir.

Redirige tu energía

Los deportistas son individuos naturalmente motivados y centrados en los resultados. Tienen que serlo para apuntar a grandes objetivos y alcanzar su potencial. Sin embargo, esa motivación y enfoque, si no se aprovechan adecuadamente, pueden ir en detrimento de un deportista. Puede hacer que los deportistas se presionen demasiado a sí mismos, a sus entrenamientos y a su rendimiento. Muy a menudo, un entrenamiento perdido puede desencadenar una reacción en cadena de pensamientos y actuaciones negativas, lo que lleva a más entrenamientos perdidos, erosión de la confianza y disminución de la motivación.

En lugar de bloquearte en tu entrenamiento perdido, haz lo que esté en tu mano para prepararte para el éxito en el próximo, lo que significa que en lugar de intentar recuperar el entrenamiento perdido a altas horas de la noche, o demasiado cerca de la próxima sesión programada, debes concentrarte en su lugar en descansar, tener un sueño de calidad, una nutrición e hidratación adecuadas para que la próxima sesión de entrenamiento sea de alta calidad.

Date un poco de libertad cuando se trata de perder un entrenamiento de vez en cuando. Serás mejor a largo plazo.

Cómo gestionar un período largo descanso

A veces las cosas están fuera de nuestro control. Nos enfermamos por un período prolongado de tiempo, tenemos una transición en el trabajo, tenemos que viajar o cualquier otro escenario que pueda causar pausas prolongadas en un entrenamiento constante. Estos son los momentos que, si no se manejan correctamente, pueden descarrilar el entrenamiento, los objetivos y la temporada de un deportista.

¿Cuánto dura un «largo tiempo»? Es probable que una pausa de 10 a 14 días o más requiera una reestructuración del plan de entrenamiento

Eso es porque el entrenamiento está escrito para ser progresivo. Si pierdes dos semanas, volver al plan de entrenamiento tal como se escribió originalmente puede ser demasiado desafiante y provocar un posible agotamiento o lesiones. Entonces, en lugar de sumergirte nuevamente en largos entrenamientos después de un descanso prolongado, ajusta tus expectativas (incluidos los objetivos de carrera a corto plazo) y dáte tiempo para volver a retomar el estado de forma previo al parón. Un descanso largo no tiene que ser el final de la temporada, pero debe abordarse con cuidado y un ojo crítico para garantizar el éxito en el futuro.

El entrenamiento, como la vida, es dinámico. Los planes cambiarán, te perderán entrenamientos y habrá que ajustar las expectativas. Lo único que realmente puedes controlar es cómo estas sesiones perdidas impactan tu éxito en el futuro. Concéntrate hacia adelante siempre que sea posible, y si te has visto obligado a tomar un descanso más largo, recuerda que puedes volver a evaluar y continuar preparándote para el éxito a largo plazo.

Estar confinado no significa acumular entrenamientos perdidos

Es cierto que no poder salir al aire libre limita las opciones que tienes para mantener tu dinámica de entrenamiento, pero tenemos mucha experiencia frente a estas situaciones.

Todo el equipo de ADN Ciclista estamos publicando durante estos días varios contenidos para sobrellevar el confinamiento, pero si tú quieres ir un paso más allá y tener un plan de acción adaptado a tu situación recuerda que puedes probar gratis nuestros entrenos durante 15 días, que es precisamente un período de tiempo ideal para aprender a entrenar en casa.

Entrena con ADN Ciclista

ETIQUETAS: 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
0 0 voto
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir
Logo ADN Ciclista

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies