¿Qué hay de malo en no estar bien?

¿Qué hay de malo en no estar bien?

Seguro que en tu etapa deportiva, más de una vez has sentido la sensación de “no estar bien”.

En los años que llevamos interactuando con deportistas, nos hemos encontrado con una situación/comentario que es común en la mayoría de los deportes y en la mayoría de personas. Da igual que sea en verano, en Navidades, o un día entre semana del mes de Marzo… el comentario siempre acaba apareciendo y en muchos casos se encienden las alarmas.

Nos referimos a la situación de “no estar bien”.

Seguro que te ha pasado… un día notas “que no vas”, que no hay manera, que no te encuentras bien.

¿Conoces la teoría de que un deportista es una pila y no un globo?

Esta teoría se basa en que todos tenemos un potencial máximo, como la carga de una pila o de una batería, y por más que tengas 3 días seguidos el móvil conectado a la corriente, no lograrás superar el 100% de la carga.
En cambio la teoría del globo plantea que un deportista no tiene una capacidad máxima, sino que es “moldeable” y que puedes hinchar e hinchar el globo y éste cada vez tendrá más volumen.

Seguro que estás pensando “…venga ya ! hay un momento en que no podemos hinchar más el globo y va a explotar…”
Correcto. Acabas de explicar el concepto de sobreentrenamiento 😉

Pero ahora volvemos a la situación de encontrarte mal.

Si piensas nuevamente en la batería del móvil, seguro que muchas veces has visto el aviso de “batería baja”. ¿Qué has hecho en ese caso?
Posiblemente has buscado un cargador, o has empezado a cerrar aplicaciones, o quizás has pensado “…bueno, todavía me queda un 10% antes de que se acabe la batería…”

Pues esta situación es similar a la de no encontrarte bien un día.

Es posible encontrarte mal un día, o dos… incluso tres días seguidos.

Si el número de días consecutivos en que no te encuentras bien es de 4 o más, entonces sí que tienes que empezar a analizar qué está pasando, pero por 1-2 días, no hay que preocuparse.

Incluso con 2 o hasta 3 días seguidos de malas sensaciones no tenemos que activar las alarmas. Puede que estés pasando un pequeño proceso gripal que si bien no ha salido a la luz y tú no lo has notado, sí que te ha afectado internamente. También puede ser que no te hayas recuperado completamente de una sesión muy intensa o de la última carrera.

¿Quién no firmaría encontrarse “mal” solamente 20-25 días de un total de 365?

Entrena con ADN Ciclista

Puedes leernos en

Flipboard Squid Feedly