Proteína vegetal vs. proteína whey: ¿cuál elegir?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

La proteína es vital para que los atletas de resistencia se recuperen y sigan entrenando. Es probable que sepas cuántas proteínas necesitas y cuándo es mejor consumirlas, pero en este artículo, en una colaboración con 2×3, te contaremos sobre algunas de las diferencias entre las fuentes de las proteínas vegetales y las conocidas como whey.

La proteína whey ha sido la preferida desde el auge del fisioculturismo de los años 80, y el marketing ha atraído tanto a los atletas como a la población general que la proteína es clave para una salud y rendimiento óptimo.

Sin embargo, la carne y los lácteos ya no son considerado la única fuente viable de proteínas. A medida que las dietas basadas en plantas se popularizan, es más fácil y más delicioso explorar los beneficios de las fuentes de proteínas de plantas en vez de los viejos recursos como la proteína “whey”.

Proteínas vegetal o proteína “whey”: cómo se producen

La proteína whey es la parte líquida de la leche que se separa durante la producción del queso. Durante muchos años, este subproducto se consideró una pérdida y se le daba de alimento a los cerdos hasta que los fisioculturistas se dieron cuenta que era alta en proteínas y muy económica.

Una vez que se separa el whey, se calienta, microfiltra, se pasteuriza y se seca. Luego, se agregan endulzantes y conservantes para producir lo que conocemos como proteína en polvo.

Las fuentes de proteínas de plantas, por otro lado, no requieren casi nada de procesamiento. Algunos, como la avena, nueces y frijoles, simplemente crecen con aminoácidos esenciales incluidos. Otros, como la mantequilla de nueces y el tofu, requieren algo de procesamiento, pero suele ser menos de lo que se necesita para crear un contenedor de proteína whey.

¿Existen las proteínas completas?

Claro está, los atletas suelen elegir el whey porque es una fuente de proteínas completa: contiene los 9 aminoácidos esenciales que necesitamos consumir en nuestra dieta. La mayoría de productos animales tienen proteínas completas, mientras que las fuentes de proteínas de origen vegetal suelen necesitar juntarse para llegar a tener los nueve aminoácidos (un ejemplo popular son los frijoles y arroz, que contienen aminoácidos complementarios y juntos logran tener las proteínas completas).

Pero es un error pensar que ninguna fuente vegetal provee proteínas completas. La proteína de soya, quinua, guisantes, cáñamo, chía y girasol son solo algunas de las proteínas vegetales completas que existen, lo que las hace tan convenientes como el whey cuando se trata de obtener los aminoácidos que tu cuerpo necesita.

Proteína vegetal o proteína “whey”: densidad de nutrientes

El 65% de nosotros sufre algún grado de intolerancia a la lactosa. Debido a que el whey es un derivado de la leche, puede ser difícil de digerir. Si alguna vez has tenido problemas gastrointestinales después de consumir la proteína whey, podrías estar dentro de este grupo. Además, el consumo de leche o productos lácteos podrían aumentar el riesgo de cáncer y enfermedades cardíacas, y eso antes de que incluyamos las implicaciones de consumir lácteos de una industria que usa ampliamente antibióticos en el ganado.

Los aditivos en las proteínas en polvo también pueden dañar la salud. Ya sea a base de whey o de origen vegetal, asegúrate de que elijas una proteína que no contenga maltodextrina, acesulfamo k, sucralosa o aspartame. A pesar de ser aditivos legalmente aprobados, todos están asociados con graves problemas de salud a corto y largo plazo.

Las fuentes vegetales, por otra parte, contienen fibras y enzimas que ayudan activamente a la digestión. La mayoría de las personas toleran bien la mayoría de las plantas y si eliges una planta con proteínas completas en lugar de proteínas en polvo, también evitarás los aditivos nocivos.

Proteína vegetal o proteína “whey”: el medio ambiente

Si, estamos hablando de fuentes de proteínas para los atletas de resistencia, pero sería negligente ignorar los efectos que estas decisiones pueden tener en el medio ambiente. Fácilmente puedes buscar el impacto insostenible de las industria de carne y lácteos en el medio ambiente, destacando la necesidad de buscar alternativas.

Como atleta, probablemente uno de los aspectos que más te gusta es el entrenamiento en la naturaleza. Si tus opciones pueden beneficiar esos lugares, quizás quieras hacer todo lo posible para adaptarlas a un futuro más sostenible.

¿Cuál elegir?

Hay muchos aspectos negativos sobre el uso de la proteína whey para mejorar la resistencia. Es eficaz para desarrollar músculo, pero quizás ese sea un punto en donde no se obtienen más beneficios sino que, en muchos casos, los efectos nocivos aparecen.

Cuando hay una opción alternativa que tiene todos los beneficios de la proteína whey (y elimina la mayoría de las desventajas a un costo comparable), ¿por qué no explorar esa opción?

Las proteínas de plantas desarrollan músculo y ayudan a la recuperación igual o mejor que la proteína whey, pero también pueden mejorar nuestra salud, entregar más nutrientes y son mucho mejores para el medio ambiente.

(fuente: 2×3)

ETIQUETAS: 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
5 2 votos
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir
Logo ADN Ciclista

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies