7 maneras de quemar más calorías con la bici

1428
7 maneras de quemar más calorías con la bici

Si perder peso es un objetivo, subirte a la bicicleta es una buena opción para comenzar a quemar calorías.

Pero eso no significa que vaya a ser tan simple como subirte a la bicicleta y salir a dar una vuelta.

Para perder peso y alcanzar tus objetivos de peso, usa estos consejos no solo para quemar más calorías, sino también para hacer que tus entrenamientos sean lo más eficientes posible:

1. Pedalea

Una de las razones por las que corriendo se queman más calorías por minuto que con el ciclismo es debido al momentos de llanear. Ya sea que estés bajando un puerto, o dejándote llevar hasta la señal de stop en el cruce, todas esas veces en las que no estás pedaleando, disminuyes tu ritmo cardíaco y interrumpes la quema de calorías.

Si puedes mantener los momentos de no pedalear al mínimo, te sorprenderás de cuántas calorías más puedes quemar en un rodaje de una hora.

2. Come después de tu rodaje por la mañana

Cuando te levantas por la mañana, tu cuerpo está en un estado de ayuno. Si puedes obligarte a subirte a la bicicleta poco después de levantarte sin desayunar, puedes alentar a tu cuerpo a quemar más grasa, dependiendo de la duración y la intensidad de tu sesión.

Si quieres dar un paso más, toma una taza o dos de té verde o negro. Esto puede mejorar tu gasto energético (quemar calorías).

Solo recuerda tomar un buen desayuno en cuanto termines el viaje.

3. Combina

Puede ser fácil quedar atrapado en una rutina cuando solo montas en bici en la carretera. Recorrer las mismas rutas con la misma intensidad puede llevarte a una meseta cuando intentas perder peso.

Una buena opción es probar una disciplina diferente. El ciclismo de montaña y el ciclocross, por ejemplo, requieren aceleraciones cortas y explosivas debido al terreno, que pueden imitar el entrenamiento de intervalos.

Esto también puede ser ideal si tienes poco tiempo. Con una hora en un terreno irregular quemarás alrededor de 100 calorías más que un rodaje continuo en carretera debido a la mayor intensidad.

4. Alarga las sesiones

Para quemar tantas calorías como sea posible, deberás tener unos cuantos rodajes semanales de intensidad moderada que duren dos horas o más. Esto significa permanecer en tu zona de frecuencia cardíaca aeróbica, alrededor del 75-80% o menos de tu frecuencia cardíaca máxima.

Si bien los intervalos de alta intensidad te darán más beneficios en términos de calorías quemadas, solo deben hacerse unas pocas veces por semana y deben durar alrededor de una hora. Por otro lado, un rodaje largo (más de dos horas) quemará más grasa y se puede hacer con más frecuencia sin aumentar el riesgo de lesiones.

Solo recuerda que los rodajes más largos te harán sentir más hambriento, así que asegúrate de tomar una comida saludable para limitar tus caprichos después del rodaje.

5. Únete a una grupetta

Si entrenas solo todo el tiempo, la motivación puede convertirse en un problema.

Ya sea que se trate de unos pocos compañeros de entrenamiento o de una salida en grupo organizada por una tienda o un club local, reunirte con otros ciclistas te da otra razón para salir a la carretera. Como un beneficio adicional, rodar con otros ciclistas te empujará a ir más lejos de lo que lo harías por tu cuenta, especialmente si son un poco más rápidos que tú.

6. Los geles y las barritas son para las carreras

Las barritas y los geles son convenientes para reponer los almacenes de energía cuando sales de paseo. El problema es que muchas de estas opciones son más densas y contienen más calorías que las opciones de alimentos más naturales.

En su lugar, piensa en un plátano grande (120 calorías) en el bolsillo de tu maillot en lugar de una barrita (360 calorías). Estas opciones te ahorrarán tener que quemar las calorías adicionales.

7. Sé consistente

Afrontémoslo: subirte a tu bicicleta una vez por semana no te hará perder todo el peso que quieres de repente. Quemar calorías tiene que ver con la acumulación, y los días tendrán que convertirse en semanas para que comiences a notar una diferencia.

Entonces, en lugar de un rodaje lento durante tres o cuatro horas a la semana, estarás en mejor forma física y quemarás más calorías si sales cuatro o cinco días a la semana durante una hora. Puede parecer de sentido común, pero cuanto más a menudo te subas a tu bicicleta, más calorías quemarás y más peso perderás. La clave es ser consistente y mezclar tus rodajes lo más posible.

(fuente: Marc Lindsay)