Receta: bebida de cúrcuma para el rendimiento ciclista

Receta: bebida de cúrcuma para el rendimiento ciclista

Todos conocemos las propiedades estimulantes de la cafeína y su potencial beneficio para el rendimiento. Pero no muchas personas conocen los beneficios que nos puede aportar la cúrcuma.

La curcumina es una sustancia muy potente que se encuentra en la cúrcuma (cúrcuma longa).
Esta planta es muy popular en la India y tiene una larga historia en la medicina ayurvédica.

Hay muchos beneficios asociados con la cúrcuma aquí tienes los más importantes:

  • Potente acción antiinflamatoria (estudio) y antioxidante (estudio)
  • Disminución del riesgo de enfermedad cardíaca (estudio)
  • Fortalecimiento del sistema inmune (estudio)
  • Promueve la salud cerebral y puede reducir el riesgo de Alzheimer (estudio)
  • Ayuda a tratar la depresión (estudio)

Y ésta es solo la punta del iceberg de los beneficios que aporta la cúrcuma. No está nada mal, ¿verdad?

Por eso la bebida de cúrcuma se le llama “Golden milk”.
No solo por su color dorado sino por los muchos beneficios que aporta que la hacen más rica que el oro 😉

El único problema de la curcumina es su difícil absorción. Por eso es importante tener en cuenta un “truquillo” para asimilarla mejor.
El truco es que siempre que se tome cúrcuma se debe combinar con pimienta negra. La piperina de la pimienta garantiza una correcta absorción de la curcumina. Del mismo modo, hay algunos indicios de que la grasa puede ayudar con la absorción por esto en esta receta le añadimos aceite de coco 😉

Pero bueno, basta ya de tanta charla y vamos al grano… ¡Aquí va la receta!

INGREDIENTES

  • Bebida vegetal (arroz, almendra)
  • 2 cucharadas de cúrcuma en polvo
  • Pellizco de pimienta negra
  • Especias al gusto (vainilla, canela, cardamomo, clavo…)
  • Cucharadita de miel
  • Cucharadita de aceite de coco

ELABORACIÓN

Pon la bebida vegetal en un cazo y agrega el resto de los ingredientes.
Según se vaya calentando ve removiendo sin parar.
Cuando empiece a hervir, incorporar el aceite de coco y retirar del fuego.

Esta bebida se puede tomar calentita en invierno o después de un entrenamiento donde se haya pasado frío o en verano fresquita con un par de cubitos de hielo.

A disfrutarla 😉

(fuente: Xavi Garcia, asesor de salud de ADN Ciclista, Fitness Integral)