Cómo el ciclismo puede ayudar a superar la depresión

Cómo el ciclismo puede ayudar a superar la depresión

Los beneficios de montar en bicicleta se extienden más allá del terreno físico. El ciclismo puede ayudar a la salud mental, como por ejemplo frente a una depresión.

La depresión es una enfermedad muy real, una lucha para los millones de personas que viven con ella todos los días.

La depresión es también un problema particular entre los hombres. En algunos países, el suicidio es la mayor causa de muerte entre los hombres menores de 50 años, con más del doble de suicidios masculinos registrados en comparación con las mujeres.

“Los hombres jóvenes son tres veces más propensos que las mujeres a cometer suicidio, mientras que las niñas tienen más probabilidades de autolesionarse”, dice la Dra. Gemma Trainor, profesora del King’s College London y enfermera consultora que ha pasado más de 30 años trabajando con jóvenes.

“Y hay un problema creciente entre los hombres de 40 a 50 años”, agrega. “Tal vez sus esposas han perdido interés, sus hijos han crecido y se han ido de casa, y sienten que han llegado tan lejos como pueden en sus carreras”.

La depresión es un gran factor de riesgo.

Afortunadamente, el ciclismo puede ayudar, ya seas hombre o mujer, viejo o joven.

La ciencia de la depresión

En una serie de estudios, se ha demostrado que el ejercicio tiene varios efectos en el cerebro. Conduce a la liberación de neurotransmisores que alivian el dolor, tanto físico como mental.

La depresión está relacionada con niveles bajos de neurotransmisores como la seratonina y la norepinefrina, que pueden ser estimulados por el ejercicio.

También son importantes las endorfinas, sustancias químicas liberadas por la glándula pituitaria en respuesta al estrés o al dolor, que inhiben el dolor y promueven sentimientos de euforia en el cerebro.

Otro efecto secundario del ejercicio es un proceso llamado neurogénesis: la creación de nuevas neuronas en el hipocampo, la parte del cerebro que controla el aprendizaje y la memoria.

A nivel celular, es posible que el estrés leve causado por el ejercicio estimule la entrada de calcio, lo que promueve la neurogénesis. Se cree que este proceso ayuda a la depresión.

Por lo tanto, el ciclismo puede ayudar a combatir los desequilibrios químicos que causan la depresión, una enfermedad grave que puede provocar un estado de ánimo bajo, sentimientos de impotencia, autolesiones e incluso suicidio.

Pero hay más que eso…

“La depresión se puede manifestar de manera física”, dice Trainor. “Puedes sufrir pérdida de energía, dolores de cabeza, agitación o ansiedad, y la nutrición a menudo se resiente”.

También hay cambios cognitivos: pérdida de concentración y confianza. El ejercicio puede contrarrestar todo esto.

La investigación ha encontrado que en los casos de depresión leve o moderada, el ejercicio es al menos tan efectivo como, si no más, más útil que la medicación.

Es en casos severos de depresión que la medicación puede ser requerida, día a día. Pero el ciclismo puede darte un sentido de propósito y permitirte tomar el control de tu vida.

¿Cómo puede ayudar el ciclismo?

“El ciclismo te hace salir a la naturaleza, y hay beneficios comprobados de esto para la salud mental, incluso si haces tan poco como salir a caminar”, dice el entrenador Will Newton.

El ciclismo también te pone en un estado meditativo sin que tengas que tomar una decisión consciente para sentarte y meditar. Es rítmico, pero necesitas concentrarte lo suficiente en lo que estás haciendo para bloquear tus preocupaciones.

No puedes pensar demasiado profundamente acerca de tus problemas cuando estás tratando de desplazarte en línea recta y evitar el tráfico, o asegurarte de mantener un ritmo que no sea demasiado difícil ni demasiado fácil.

Puedes notar un pensamiento, pero no puedes concentrarte demasiado en pagar la hipoteca antes de tener que reaccionar ante el siguiente semáforo.

La clave para los principiantes es no excederse. “Si no eres apto, incluso el ciclismo lento es intenso”, dice Andy Lane, profesor de psicología deportiva en la Universidad de Wolverhampton.

Las personas no aptas tienden a comenzar con una intensidad alta y no lo disfrutan. El ejercicio intenso se asocia con el cerebro enviando una señal que dice: “Cuidado, no podemos seguir con esto”, y ese mensaje llega en forma de emociones negativas: sentirse miserable, triste y cansado.

Volvamos a las endorfinas, que son las responsables de dar a las personas un impulso mental.

“El ejercicio moderadamente intenso, de cualquier tipo, se asocia con un estado de ánimo positivo”, dice Lane. “Pero una vez que alcanzas un cierto nivel, hacer intervalos o completar una sesión difícil puede traer una tremenda sensación de logro”.

Superar las dudas y los temores de que no se puede hacer frente aumenta la capacidad de recuperación, y esto puede aumentar la autoestima.

También puede llevar tiempo.

“El trabajo de alta intensidad debe ser parte de un plan a largo plazo”, dice Newton. “Hay un aspecto positivo al conseguir objetivos y verte mejorar, y obtienes un beneficio agudo del ejercicio de alta intensidad”.

Hay una mayor liberación de endorfinas por lo que la euforia es mayor: el beneficio a corto plazo es un subidón más grande por hacer algo difícil.

Pero hay un inconveniente: es mucho más probable que te lesiones, lo que te impedirá hacer algo que acabas de darte cuenta de que te encanta.

No tiene sentido hacer ciclismo para vencer a la depresión si se es demasiado exigente, no puedes entrenar y te deprimes más. El trabajo de alta intensidad es para mejorar la velocidad, y primero debes tener una base de resistencia.

Despega

Los beneficios del ciclismo se extienden más allá de las reacciones químicas en tu cerebro. Puede ayudar a cambiar los malos hábitos y dar una sensación de logro.

“Adherirse a un programa de entrenamiento es una forma de ejercer el autocontrol, y el autocontrol es una variable vinculada con un número de atributos positivos”, dice Lane.

Un buen autocontrol ayuda a la gestión de la dieta, el éxito en el trabajo, a los horarios y demás. El autocontrol deficiente se asocia con una gran cantidad de problemas sociales como la ira y la violencia.

El ciclismo puede ser una inversión, tanto en términos de tiempo como de dinero. Para algunas personas, limpiar una bicicleta es una molestia, pero para otros es otro proceso meditativo en el que pueden perderse. Es otra cosa en la que concentrarse, y puede haber orgullo en mantener su bicicleta.

Solo hay una advertencia: si estás tomando medicamentos, no los abandones simplemente porque has comprado una bicicleta. Nunca debes dejar los medicamentos sin hablar primero con tu médico.

(fuente: Michael Donlevy)

Entrena con ADN Ciclista

Puedes leernos en

Flipboard Squid Feedly