¿Cuántas zonas de entrenamiento existen?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

¿5? ¿6? ¿7? ¿más? ¿menos? El número de zonas de entrenamiento es una duda muy habitual entre los deportistas y a veces es un dolor de cabeza para los entrenadores.

En ocasiones me he encontrado con algún deportista al que no conozco y me suelta «…las series las hago en la zona 4…» y yo me quedo con cara de «mmm, ¿zona 4 de cuatro posibles? ¿zona 4 de 7 posibles? ya que a veces hay deportistas que usan 5 zonas y otros deportistas que usan 7 y hasta 8, con lo que no es lo mismo 4/5, que 4/7

¿Qué son las zonas de entrenamiento?

La principal finalidad de las zonas de entrenamiento es clasificar la intensidad de un esfuerzo para identificar cómo reacciona tu organismo de manera interna.

Es decir, la utilidad de tener zonas de entrenamiento es poder saber que si entrenas «dentro de una zona» (o lo que es lo mismo, a una cierta intensidad) tu organismo está realizando un proceso interno determinado.

Hay situaciones en las que tu combustible principal son las grasas, en otras situaciones el combustible principal será el glucógeno.

Pero atención… todo esto está interrelacionado, es decir, que cuando están «tirando de grasas» también estás quemando glucógeno aunque en una menor proporción.

Del mismo modo que cuando quemas sobretodo glucógeno, sigue habiendo una pequeña proporción de grasas.

Esto significa que las zonas no tienen una «separación» clara. No podemos decir «desde aquí hasta allá solo quemas grasas, y a partir de ese punto hasta más allá has dejado de quemar grasas y estás quemando una cosa totalmente distinta».

¿Por qué no hay un número fijo de zonas de intensidad?

Aquí tienes la primera explicación por la que hay autores que usan 5 zonas y otros 7 y otros 6… porque cada persona puede ajustar más o menos la intensidad.

¿Quieres distinguir entre muchas reacciones internas en tu organismo, del estilo de ‘crear mitocondrias’, ‘limpiar lactato’, ‘mejorar el VO2’, ‘activar fibras rápidas’, …?

Pues entonces para cada una de estas «reacciones principales» tendrías que tener una zona de intensidad, y así saber que en la zona de lactato estás forzando a tu cuerpo a reaccionar de una manera determinada al lactato.

¿Parece complicado?
Porque lo es… mejor dicho… porque puede llegar a serlo si queremos complicarnos la vida.

Concepto básico de las zonas de entrenamiento

Volvamos al inicio y simplifico, que ya verás que te haré un buen favor.

  1. Cuando haces deporte puedes hacerlo a distintas intensidades (desde muy suave hasta a tope)
  2. Según la intensidad a la que te ejercitas, tu organismo realiza un trabajo interno (es lo que llamamos adaptaciones fisiológicas al ejercicio)
  3. Lo importante es establecer una relación entre la intensidad a la que te ejercitas y el beneficio que obtienes (después ya lo pondremos un nombre u otro a esta clasificación)
  4. Debes tener claro que no hay una separación fijada entre dos zonas, así que puede haber un momento en que estés entre dos aguas, o mejor dicho dos zonas.

Esto explica mi comentario habitual de que cuando toca hacer un ejercicio a por ejemplo 160ppm, podemos aceptar una variación de +-5ppm e incluso de +-10ppm

Con este comentario, lo que estoy indicando es que muy posiblemente tu organismo internamente tenga la misma reacción (adaptación fisiológica) si te ejercitas a 153ppm o a 161ppm… lo que sí que es evidente es que internamente no ocurre lo mismo a 134ppm que a 185ppm, ya que tanta diferencia significa respuestas internas muy distintas.

Espero haber aclarado un poco el concepto, y haberte dado la tranquilidad de que en el momento de controlar la intensidad podemos tener variabilidad.

Por eso precisamente se llaman «zonas» y no «valores»: porque hablamos de rangos de números y no de un solo numerito.

Para ir cerrando este tema, voy a responder a la pregunta que te ronda por la cabeza… ¿y yo cuántas zonas de entrenamiento puedo usar y qué beneficio obtengo con cada una de ellas?

Te adjunto una imagen con la tabla de las zonas de entrenamiento que usamos dentro de ADN Ciclista y la explicación de cada una de ellas.

Explicación de las zonas de entrenamiento en ciclismo
(pulsa sobre la imagen para ampliarla)

ETIQUETAS: 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
5 1 voto
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Subir
Logo ADN Ciclista

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies