fbpx

Cómo interpretar el informe de una prueba de esfuerzo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

El informe de una prueba de esfuerzo te da mucha información, en ocasiones demasiada, así que debes saber distinguir los datos que te interesan como deportista de aquellos datos reservados para los médicos.

Muchos ciclistas nos hacen preguntas acerca de los resultados de su prueba de esfuerzo. Acuden a un centro médico para realizar el chequeo y en el momento de recibir el informe se encuentran frente a una cantidad tal de información que no hay quién la entienda.

¿Qué es una prueba de esfuerzo?

La prueba de esfuerzo es un examen funcional, no invasivo, que se utiliza para estudiar y valorar de forma objetiva la respuesta de los pulmones, el corazón, los músculos y de tu sistema metabólico, durante la realización de un ejercicio físico.

Así pues, lo primero que debes distinguir es si la prueba de esfuerzo se realiza sobre una persona que no presenta ninguna enfermedad coronaria o cardiovascular de la prueba de esfuerzo que se realiza sobre una persona que presenta una patología previa.

Si eres un deportista sano, la prueba de esfuerzo se realizará hasta que ya no puedas forzar más y será el médico quien compruebe si es preciso finalizar la prueba. Es decir, hasta llegar al punto de haber estresado fisiológicamente tu organismo. Sin embargo, si has sufrido en el pasado alguna enfermedad remarcable, es muy posible que los médicos no quieran forzarte al máximo, sino que solamente quieran comprobar que todo está en orden.

Consiste en la aplicación de cargas físicas diversas a un sujeto como velocidad (km/h), pendiente (%), revoluciones por minuto (rpm), potencia (vatios), etcétera, que originan en el organismo una respuesta fisiológica en los diferentes sistemas y aparatos, de la que se puede cuantificar su intensidad en forma de frecuencia cardíaca, ritmo, presión arterial, registro del electrocardiograma, entre otros medios.

¿Para qué sirve una prueba de esfuerzo?

Una prueba de esfuerzo se suele usar para:

  • Diagnosticar enfermedad de las arterias coronarias, que hace que se acumule una sustancia cerosa llamada placa en tus arterias. Esto puede causar obstrucciones peligrosas en el flujo de sangre al corazón.
  • Diagnosticar una arritmia que hace que tu corazón lata de manera irregular.
  • Confirmar que tu estado de forma es óptimo para participar en una prueba deportiva concreta o bien para tramitar una licencia federativa.
  • Determinar la eficacia del tratamiento si ya te han diagnosticado una enfermedad del corazón.
  • Evaluar las respuestas y adaptaciones del organismo entrenado al ejercicio y obtener datos para la mejora del entrenamiento y del rendimiento deportivo.
  • Determinar si estás en riesgo de un ataque al corazón u otra enfermedad cardíaca grave.
  • Prescribir la intensidad de las cargas de entrenamiento en deportistas de cualquier nivel, y en especial en deportistas de alto nivel para la mejora y optimización del rendimiento deportivo.

¿Cómo se realiza una prueba de esfuerzo?

Lo primero que debes tener claro es que realizar un test de FTP o una carrera no es una prueba de esfuerzo.

Hay muchos ciclistas que cuando les preguntamos si se han hecho alguna prueba de esfuerzo recientemente, nos responden con los datos de un test de subida o bien con los resultados de una carrera.

El objetivo de una prueba de esfuerzo es comprobar hasta qué punto puedes forzar tu organismo en el momento de hacer deporte, así que debes seguir un protocolo concreto.

En el caso de los ciclistas el protocolo más utilizado es el del aumento de potencia progresiva y continua en que cada minuto aumenta de forma progresiva la potencia entre 5-20 W dependiendo del peso y edad del deportista.

El protocolo más utilizado para la población general se realiza sobre un tapiz rodante (cinta de correr) y consiste en mantener una pendiente del 3% y aumentar de forma progresiva la velocidad de la cinta de 6 km/h en mujeres u 8 km/h en hombres a razón de 1 km/hora hasta la máxima velocidad tolerada.

Se colocan electrodos en la zona pectoral del deportista para realizar un electrocardiograma (ECG) en reposo y luego se monitoriza la señal eléctrica del corazón durante el ejercicio. También se coloca un manguito de presión, con una primera toma inicial, y se mantiene durante toda la prueba para medir la presión arterial al final de cada etapa de ejercicio.

Como puedes ver, realizar una prueba de esfuerzo no es lo mismo que realizar un test de campo con tu bici o participar en una carrera. Para realizar una prueba de esfuerzo es necesario acudir a un centro médico y estar bajo la supervisión de profesionales médicos.

¿Para qué sirve realizar una prueba de esfuerzo con máscara de gases?

En esta prueba de esfuerzo, aparte de monitorizar la señal eléctrica del corazón con un electrocardiograma y la tensión arterial, se evalúan de forma continua los gases espirados durante la realización del ejercicio físico.

En este caso se añade a la colocación de electrodos y el manguito de tensión arterial, una mascarilla adaptada de la que sale un tubo grande y dos tubos pequeños que se conectan a un monitor.

De esta manera, se evalúa la relación que hay entre el aparato respiratorio, cardiovascular y sanguíneo de forma directa, lo que permite, en caso de que se presente falta de aire (disnea), saber si este síntoma deriva de una enfermedad cardíaca, respiratoria, muscular o combinada.

Los parámetros adicionales que aporta esta prueba son:

  • Consumo de oxígeno máximo V02. Se mide de forma directa tu capacidad funcional máxima. Representa la cantidad de oxígeno que eres capaz de extraer, transportar y utilizar del aire espirado en un esfuerzo máximo. A mayor V02max, mayor capacidad funcional.
  • Umbral aeróbico (VT1). Indica el punto en que la intensidad del ejercicio demanda un aumento de la ventilación. Antes de llegar al umbral aeróbico obtienes toda su energía del metabolismo aeróbico, es decir, del oxígeno. En el momento que se llega a este umbral, el corazón empieza a recurrir al sistema del ácido láctico que se genera durante el ejercicio y que se elimina de forma fácil por el aumento de la respiración.
  • Umbral anaeróbico (VT2). Indica la zona de intensidad del ejercicio en la que la demanda de energía por parte del organismo es tan alta que los pulmones son incapaces de eliminar el exceso de dióxido de carbono (C02) y el ácido láctico se dispara.
  • Pendiente de equivalente respiratorio para C02, relación entre ventilación (VE) y C02 (VE/VC02). Evalúa la eficiencia cardiorrespiratoria. Cuanto mayor es el ratio peor es la eficiencia cardiorrespiratoria. Se consideran normales los valores menores a 30.

¿Qué resultados te interesa conocer?

Como ya te hemos comentado, debes saber distinguir los datos que te interesan como deportista de aquellos datos reservados para los médicos.

Los entrenadores de ADN Ciclista, el primer dato que siempre observamos en una prueba de esfuerzo son los valores máximos de pulso y potencia.

Todo lo que sea superar los 300w de potencia máxima son valores buenos y en el caso de superar los 400w estaríamos hablando de valores excepcionales.

En cuanto al valor de pulso, comprobamos si el valor máximo obtenido se acerca al valor teórico que deberías haber sacado (el informe lo indica a través de un porcentaje). Nosotros consideramos que un buen deportista debería tener valores más altos que los teóricos para una prueba de esfuerzo de la población general, con lo que no nos asusta ver valores de pulso máximo que se encuentran entre el 102% y el 105% del valor teórico indicado por el médico.

Una vez que has observado estos valores (FCmax, Wmax y en el caso de disponerlo el VO2max), deberías observar los mismos valores pero no para el caso máximo, sino para el caso de los umbrales aeróbico y anaeróbico.

A modo de resumen, cuando realizas un ejercicio de baja intensidad, entre suave y moderado, tu cuerpo podrá ser capaz de generar toda la energía que necesita para llevarlo a cabo, quemando a tal efecto grasas e hidratos de carbono con la ayuda del oxígeno. Dicho de otra forma, el umbral aeróbico quema grasa con mayor eficacia y por eso resulta atractivo saber cómo mantenerse dentro de los límites que lo definen si la finalidad del ejercicio es esa.

En el momento en el que aumentas la intensidad, el sistema se colapsa, el oxígeno no llega con la suficiente velocidad y el cuerpo debe recurrir a su plan B para obtener la energía que necesita. En este nuevo proceso será necesario más combustible para la obtención de la energía, pero no intervendrá el oxígeno y se producirá ácido láctico en mayor cantidad produciendo un efecto fatigante para el músculo. Todo esto define el umbral anaeróbico.

El valor vt1 que te indica el informe de la prueba de esfuerzo equivale al umbral aeróbico. Pasar del reposo al esfuerzo moderado produce un ligero incremento en la respiración, pero este sufre un cambio cuando el cuerpo empieza a generar ácido láctico, ya que el cuerpo lo elimina sin problemas por la respiración. Este cambio es fácilmente constatable durante las mediciones de ventilación (en el caso que realices la prueba con una máscara de gases) y definiría el inicio del proceso.

El valor vt2 que te indica el informe de la prueba de esfuerzo equivale al umbral anaeróbico. Cuando la actividad aumenta hasta el punto de saturar el proceso de suministro del oxígeno desde los pulmones, se produce un nuevo cambio tangible que se recoge en la respiración.

Generalmente, estos valores son bastante regulares en todos los deportistas y es habitual encontrar el umbral aeróbico en valores cercanos al 75% de tu frecuencia cardíaca máxima, y encontrar el umbral anaeróbico en valores comprendidos entre el 85% y el 90%.

En el caso de haber alguna discrepancia importante en los valores sería cuestión de mirar si el protocolo de la prueba ha sido el correcto, si el médico ha finalizado antes de tiempo la prueba de esfuerzo debido a un motivo determinado o bien si tienes alguna condición especial o sobrehumana.

¿Quieres que le echemos un vistazo al informe de tu prueba de esfuerzo?

A partir de aquí ya sería cuestión de ir a buscar el máximo detalle en los datos de la prueba de esfuerzo, pero creemos que ya te hemos mareado suficiente con los números como para continuar. De todos modos, si quieres que le echemos un vistazo al informe de tu prueba de esfuerzo y te indiquemos nuestras impresiones puedes contactar con nosotros dejando un comentario en este artículo.

ETIQUETAS: 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
5 1 voto
Valoración
Quiero estar al día
Avísame de
guest
8 Comentarios
Nuevos
Antiguos Más votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Luis Rico
Luis Rico
7 meses hace

Me gustaria que me revisaran mi prueba de esfuerzo, porque el medico me dice que no encontro ningun problema serio y listo eso fue todo, gracias

ADN Ciclista
7 meses hace
Responder a  Luis Rico

Sin problema Luis. Puedes mandarnos el informe de tu prueba de esfuerzo por mail a [email protected] y la comentaremos en detalle ??

Eloy
Eloy
7 meses hace

Hola, en la última prueba de esfuerzo, creo entender que el Vt1 está sobre los 230-240w, (140-150ppm), y el Vt2 en los 290w (166ppm), según el informe. Una de las dudas, es si con los 42 años que tengo, es viable mejorar estos datos y ser más eficiente (llegar a los 320 en Vt2), para poder tener más reservas de glucógeno para los momentos importantes. Gracias por estos post tan buenos e interesantes.

ADN Ciclista
7 meses hace
Responder a  Eloy

Hola Eloy,
Si nos puedes facilitar más información a través de mail o directamente en el chat de este web, te daremos nuestra opinión sobre las posibilidades de mejora que tienes.
Estamos convencidos que tienes margen de evolución, así que solo es cuestión de saber hasta qué punto puedes seguir mejorando y orientarte para conseguirlo.

Antonio
Antonio
8 meses hace

Quiero que me ayudeis con el informe… cómo lo puedo enviar?

ADN Ciclista
8 meses hace
Responder a  Antonio

Antonio, puedes mandarnos el informe de tu prueba de esfuerzo a la dirección [email protected] y con mucho gusto le echaremos un vistazo ?

Luis Molina
Luis Molina
8 meses hace

Gracias por el artículo. ¿Qué tengo que hacer para que mireis mi prueba de esfuerzo?

ADN Ciclista
8 meses hace
Responder a  Luis Molina

Hola Luis, puedes enviarnos un correo a la dirección [email protected] y nos pondremos en contacto contigo.

Rellena este formulario para entrenar con ADN Ciclista.

Rellena este formulario


Datos personales

Elige tu modalidad

*prueba 15 días gratis para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Ciclista: mejora tu rendimiento sobre la bici
Logo ADN Ciclista

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes aceptarlas o rechazarlas y también consultar nuestra política de cookies

Rellena este formulario para probar 15 días gratis.

Rellena este formulario


Datos personales

*prueba durante unos días para descubrir si nuestra dinámica es lo que buscas

ADN Ciclista: mejora tu rendimiento sobre la bici